Geo500_riviere_CabrespineEl rio

Como la mayoría de las grandes cuevas, la Sima Gigante de Cabrespine la excavó el agua a través del macizo calcáreo.

El río Clamoux se pierde justo a la salida del pueblo de Cabrespine y cerca de 10 meses al año, río abajo de esta pérdida, no es más que un lecho de guijarros, ya que toda el agua va al fondo de la Sima, en detrimento de los habitantes de los pueblos río abajo que ya en la Edad Media deploraban esta captura del agua.

La tradición popular decía que el agua resurgía por encima de Lastours, en la resurgencia del “Prestil”. La prueba la constituían las travesías subterráneas de patos que, habiendo desaparecido a nivel del Gaougnas, habrían reaparecido en la corriente del agua cerca de los castillos cátaros de Lastours.

Más seguras, indiscutibles incluso, son las coloraciones del agua con fluoresceína practicadas por los espeleólogos.

Hoy en día, el río subterráneo ha sido recorrido y parcialmente explorado en unos 17 km. Se han intentado incluso varias inmersiones bajo unos sifones, pero nadie ha podido aún seguir completamente “el camino de los patos”

El río subterráneo, en el fondo de la sima, se encuentra ya a 36 m por debajo de la pérdida. Su caudal es importante, entre 320 y 350 m³ en el estiaje. Es cierto que aumenta cuando el Clamoux experimenta una crecida, pero lo hace en pequeñas proporciones.